08 octubre 2014

TARTA TORTUGAS NINJA

"Esta entrada tendría que estar publicada desde Junio que es cuando celebramos el cumple de Héctor, "el pequeño Héctor" como llaman mis hijos a su amigo e hijo de mucho más que unos amigos nuestros, una familia a la que consideramos ya nuestra. 
Para tal celebración su mami confió en mí y me pidió que le hiciese la tarta. Yo encantadísima y a ello nos pusimos... . 
Héctor me pidió expresamente un bizcocho de chocolate relleno de natillas así que sólo tuve que pensar el adorno."




"La tarta de gominolas era una sorpresa pero su madre me indicó que tenía que ser de monstruos... yo acostumbrada a nubes, corazones... no sabía por dónde empezar aunque no debió quedar muy mal por la carita del cumpleañero al recibirla y lo poco que pudimos verla entera."



RECETA

En realidad no tengo mucha receta que aportaros, lo más original es la decoración y ya véis que es sencilla.
Se trata del bizcocho de chocolate cuya receta os dejo "aquírelleno de natillas; esta vez las hice con dos sobres de Flanín y tal como indica el envase, así que no tienen mucho misterio.
La decoración, palitos de chocolate y galletas tipo cookies desmenuzadas imitando la arena, unos muñequinos, sobre todo mucho amor... y lista!.

"CAPRICHO DE DIOSES... capricho de Dioses?. Haberlos conocido y presumir de ser sus amigos. Con mucha pena por la ausencia pero alegría por el nuevo proyecto de futuro, nuestros amigos se han ido a vivir a otro país. Aunque los echo diariamente de menos, aquí nos han dejado su esencia. Personalmente, he recibidido muchísimo más de lo que les he podido aportar, y espero que la distancia no impida seguir disfrutando de su amistad a lo largo de los años para poder así, en algún momento de mi vida, corresponder a tanto cariño incondicional, a tantas conversaciones que me enseñaron y me enseñan a ver la vida de otra forma, a valorar lo realmente importante... .Gracias, H y C por abrir vuestro corazón, por compartir vuestro tiempo con nosotros y por estar a nuestro lado en todo momento. Formáis parte de nuestro hogar,... os quiero mucho... .!"

22 septiembre 2014

RAPINILLOS

"Bueno... creo que desde que empecé con el blog nunca me había tomado tantas "vacaciones", y es que realmente no era esa mi intención, fueron un sinfín de circunstancias las que provocaron mi desaparición por estos lares.
Por lo menos mereció la pena, un verano espectacular: con amigos, risas, días de playa, merenderos, y un guiño de puro "verano azul" que esperamos repetir el año que viene...  .
Los peques crecen y se nota, poco a poco van siendo más independientes y esto nos permitió hacer un montón de planes los cuatro, un verdadero sueño que se va haciendo realidad día a día... .
Aún así, eché mucho de menos vuestras recetas, vuestra compañía, ... eso sí, la afición nunca se pierde y tengo muchas recetinas que aprendí en estas semanas que iré publicando para no perderlas. 
Bueno al lío, como siempre que voy a mi pueblo traigo natas caseras -incluso ya me las hace llegar mi tía si no voy-, esta vez le pregunté a mi prima si tenía alguna receta más con estas natas que las Rosquillas -aquí- y el Bizcocho -aquí- que ya publiqué y de los que os dejo los enlaces. 
Así conseguí estos riquísimos Rapinillos, una especie de bollinos preñaos pero con una masa distinta, muy esponjosa, y aunque los rellené con chorizo, aceptan multitud de rellenos.
Han sido todo un éxito, tanto mis peques, mi mitad como unos nuevos comensales, amiguetes de los peques que han unido a los padres y desde hace unos meses son mis nuevos conejillos de Indias, pobres, no saben dónde se han metido... ."





RECETA 

Ingredientes:
- 1 taza de natas caseras
- 2 tazas de leche
- 1 c/c sal
- 1 c/s levadura química
- Harina 
- Aceite para freírlos
- Relleno al gusto: chorizo troceado, dulce de manzana, queso,... .



Preparación:
Batimos la nata, añadimos la leche y la sal, removemos bien y vamos incorporando la harina junto con la levadura hasta conseguir una masa que no se pegue en las manos.
Cogemos un trocito de masa, hacemos una bola e introducimos un trocito en este caso de chorizo, cerramos bien y a la sartén, donde los freiremos a fuego suave.
Listos!!.


"CAPRICHO DE DIOSES... se preparan en un momento y la masa suave y esponjosa los convierte en unos bocados deliciosos. Con dulce de manzana también están muy ricos... ."


24 julio 2014

EN ESTE MOMENTO DE MI VIDA...

"Sigo demasiado liada con un montón de frentes abiertos que espero, poco a poco se vayan cerrando, para dedicarle las horas que quiero y que ahora tengo en deuda con mi querido blog y los vuestros, pero todo llegará.
Mientras tanto, intento disfrutar del momento, del que viene en este preciso instante y no pedirle más a la vida que lo que tengo, ir viendo y andando... .
Al hilo de estos pensamientos, ayer una amiga ya del alma, que comparte conmigo mucho más de lo que parece y a la que me alegro haber reencontrado, me envió este trocito de un artículo de Ángeles Caso que es precisamente lo que siento y con el que creo que se puede sentir identificado cualquiera; por eso lo dejo aquí, por ser necesario para releer de vez en cuando y recordar cuáles son nuestras prioridades. Precioso... ."

[...] Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila.
También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada, pase lo que pase.
Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí. Sólo quiero eso. Casi nada o todo.


"CAPRICHO DE DIOSES... después de muchas sensaciones contrastadas, de mejores y peores momentos, lo positivo que me queda es que ahora sé quién me aporta "buen rollo" y quién no, con quién quiero "perder" mi tiempo y con quién no merece la pena; y a estas alturas de mi vida, no quiero, ni puedo, ni debo permitirme el lujo, de volver a perder un instante de la gente con la que quiero, dentro de muchos años y al lado de un buen vino y unas verduritas en tempura, echar unas risas mirando hacia atrás y recordando lo vivido... ."