30 marzo 2020

PATÉ DE MEJILLONES (II)

"Otro paté de mejillones... tengo tantas recetas en modo borrador que no sé de dónde lo saqué, así que pido disculpas a la fuente original.
Ideal para aperitivo y se prepara en un momento.
En casa somos muy de picoteo y en estos días de cuarentena, estas recetas nos vienen como anillo al dedo para el fin de semana, de este paté no quedaron ni las migas... delicioso!"






RECETA

Ingredientes:
- 1 lata de mejillones en escabeche
- 6 palitos de cangrejo (12 si son pequeños)
- 5 anchoas escurridas
- 2 huevos cocidos
- 3 c/s de mayonesa
- Pimienta negra y tabasco (una pizca)

Preparación:
Ponemos en la batidora los mejillones sin el líquido que lo reservaremos para ir echando poco a poco según el gusto.
Añadimos el resto de ingredientes y batimos hasta lograr una masa homogénea, añadiendo el líquido de los mejillones al gusto.



"CAPRICHO DE DIOSES... con unas tostas saladas, un placer..."





27 marzo 2020

VOLVEREMOS A VERNOS CUANDO PODAMOS ABRAZARNOS...

Pues ha tenido que llegar una pandemia, algo insólito que nunca pensé que viviría para encontrar un momento y retomar mis publicaciones.  
No os creáis que había dejado mi afición, tengo un montón de recetas sin publicar a la espera de encontrar un momento para volver a poner mis sentimientos, mis recetas con amor y mi tiempo en este lugar.
Estos días de confinamiento me han recordado que echo de menos los besos y abrazos de mi familia, amigos,... que me encanta juntarme con la gente, la comida de los martes con mi madre, el café mensual con mi hermanita y el diario con mi padre. Los miércoles de salseo, el aquelarre de los viernes y los fines de semana sin horas para compartir con el resto de la familia en la forma que se presente. Y es que soy muy de calle. 
Pero también me he dado cuenta que me gusta estar en casa, que el teletrabajo puede ser una buena idea y que me faltaba tiempo para dedicar a mis peques, a mi mitad y a mí misma...
Este post va para ellos. Guardaba en un papel unas reflexiones que encontré supongo en algún libro, dominical o periódico y que fiel a mis costumbres, guardé para no olvidar. 
Me doy cuenta que se me olvidaba... lo he tomado como base y adaptado a mí. Espero que no le importe al autor.

El día en que os marchéis, lamentaré no haberme manchado más, haberme pintado la cara tan pocas veces, haber arriesgado tan poco, no habérmela jugado más por el desfiladero de vuestros silencios y la tirolina de vuestros ruidos. 
El día en que os marchéis, añoraré el desorden de esta nada y este todo tirado por el suelo, las zapatillas puestas del revés y vuestro escrache madrugador y a pie de cama, las gominolas de tiburones y los abordajes de bucanero en mitad de la noche.
El día en que os marchéis, habrá cosas que no vuelvan, lo sé. Y haré inventario de todas aquellas cosquillas que no hice: las cosquillas de antes de acostarnos y las de recién levantados, las que curaban como un Dalsy de dedos y las que cicatrizaban la niebla y la angustia. Las que habrían hecho que el mundo se partiera.
El día en que hayáis crecido y os marchéis y cerréis la puerta y quede el felpudo haciendo burla en la entrada, vendrá todo el tiempo libre del mundo como una broma. Y entonces ya nunca nadie dirá: "Mamá, ¿juegas conmigo?".
Andamos por aquí toda una cuerda de padres arrastrando las cadenas con sentimiento de culpabilidad. Porque cuando no son los deberes que tienen ellos, son los deberes que nos ponen a nosotros. Perdiendo el tiempo con un calendario infantil que hemos convertido en cuartel y en cuenta de resultados. Perdiéndonos/perdiéndolos idiotizados por el mañana cuando lo que tenemos delante es el hoy. A todo esto se nos van. Y a lo peor, cuando lleguemos, ya no están. O están lejos, que es otra forma de ausencia.
Ese día, el día en que se marchen, lamentaremos haber arriesgado tan poco.
Este domingo #yomequedoencasa, chicos. Me pido ponerme de portera, jugar con tus ksi-meritos, poner un pieza en nuestro puzzle pendiente, no discutir por lo importante, sino por tonterías; mandar el móvil de una patada hasta la Osa Mayor, ponerme un gin-tonic contigo y no tener prisa por dormir si es que hay amaneceres menores.
Ya tenemos una edad.
Vosotros.
Yo.
Todos los lunes me digo que empezaré este sábado.


"CAPRICHO DE DIOSES... en este momento nos vamos a aplaudir desde la ventana por toda esa gente que nos cuida no solo la salud... en mi caso también el alma..."


10 octubre 2016

SOLOMILLO DE CERDO WELLINGTON

"La Duxelles es una salsa elaborada a base de champiñones y chalotas –o cebollas- muy finamente picadas que se saltea en una sartén con mantequilla fundida.  Esta salsa o farsa es un componente esencial en la cocina clásica francesa y suele emplearse como relleno o guarnición de algunas carnes.
La encontré por casualidad mientras buscaba algún relleno distinto para el solomillo Wellington que me apetecía hacer. Todo un éxito, todavía no la he repetido pero tendré que hacerlo, ya que no quedaron ni las migas."






RECETA

Ingredientes:
- 1 plancha de hojaldre (Lidl)
- 1 solomillo de cerdo
- Mostaza antigua
- Mantequilla
- Cebolla
- Chalota (yo no tenía así que usé ajo)
- Champiñones
- Jamón o bacon en taquitos
- Aceite
- Sal
- Pimienta

Elaboración:
Lo primero que haremos será salpimentar el solomillo y marcarlo en una sartén. Reservamos para que se enfríe a la hora de meterlo en el hojaldre.
Preparamos la Duxelles, para ello en la misma sartén con un buen trozo de mantequilla, ponemos a pochar la cebolla, el ajo y los champiñones. Dejamos que poche bien y añadimos los taquitos de bacon, seguimos dejando que poche hasta que nos quede como una especie de masa o salsa muy espesa. Dejamos enfriar.

- Aquí hay recetas que añaden una lata de paté, la próxima vez lo haré así... -

Horno a precalentar a 250º.
Untamos el solomillo con la mostaza antigua por todas las partes.
Estiramos el hojaldre, echamos la duxelle dejando libres los bordes para poder cerrar y añadimos el solomillo. 
Cerramos, adornamos y al horno a 220º unos 20 minutos.


"CAPRICHO DE DIOSES... la mostaza, sin notarse, le da un toque especial. Nos encantó, estoy deseando repetirlo... ."